Puente Arco

     Zona de baño del río Alberche a su paso por Burgohondo. Recibe su nombre del puente romano que se encuentra en perfecto estado de conservación. Construido en piedra, está compuesto por dos arcos, siendo uno de ellos de mayor amplitud coincidiendo con la parte central del puente y de mayor caudal del río Alberche.

     Esta área recreativa es ideal para la práctica de deportes acuáticos, ya que cuenta con rápidos de agua, y para el disfrute de un día estival en la naturaleza gracias a los lanchares de piedra y sus arenales.

RÍO ALBERCHE

     En cuanto a las zonas de esparcimiento y ocio a lo largo de las márgenes del río existen bañaderos de fácil acceso, donde se puede disfrutar de unas aguas en perfecto estado y un maravilloso paisaje, entre las frecuentadas podemos destacar: la Tabla de Abades, a dos km de la zona urbana, idónea para los niños, por la poca profundidad en casi toda su extensión, donde el uso de las barcas hinchables se puede practicar por la tranquilad de las aguas, y la gran extensión sin piedras ni maleza en el centro del cauce fluvial. Aguas abajo, llegamos por corrientes más o menos rápidas, ideales para la práctica de piragüismo, a la zona de baño de Puente Arco, donde destaca la cantidad de lancheras y rápidos de las aguas, así como arenales ideales para pasar un día en contacto con la naturaleza, sin olvidarnos del Puente Romano en perfecto estado que da nombre al lugar. Si lo que se busca es la tranquilidad la mejor opción son el Pantanillo y el Cañal, un lugar excepcional para pasar la jornada a la sombra de los alisos.

     Siguiendo el curso del río nos encontramos con otra zona tranquila llamada la Playita, recibe este nombre por la arena que hay en su margen izquierdo, y un poco más abajo se encuentra la zona de baño más concurrida, Puente nueva, cuenta con una pradera ideal para tomar el sol y barbacoas de uso público, si se quiere estar más cómodo también se dispone de un merendero y un bar-restaurante.

Puente Arco, Lancheras de piedra